La llegada al nuevo hogar después de la mudanza

La llegada al nuevo hogar después de la mudanza

Después de la mudanza, no olvide todo el papeleo y el trabajo administrativo que debe realizarse: cambiar de dirección, correspondencia, notificar a amigos y nuevas direcciones de la empresa, y completar todos los trámites para el cambio de servicios a domicilio: luz, agua, teléfono, banca, seguros. etc.

La llegada al nuevo hogar después de la mudanza

Una regla simple para los cambios de dirección es anotar todas las cartas recibidas en los últimos meses para que el cambio se pueda realizar de inmediato.

 

En los últimos días antes de la mudanza, debes preparar una mochila de emergencia (o al menos el listado de artículos), que contiene los objetos básicos para las primeras horas o días: medicamentos, artículos de tocador, pijama, el cepillo de dientes, una muda de ropa etc. Puede verse como una maleta para ir de viaje al nuevo apartamento durante unos días hasta que todo esté debidamente organizado.

 

Hay muchas cosas valiosas que deben ser monitoreadas de cerca: joyas, dinero o documentos importantes. Lo más seguro es prepararlos usted mismo, guardarlos en una carpeta separada y llevarlos consigo.

 

El último día, después de la recogida e inspección de la noche anterior, llegó el momento de relajarse, salir del camino y dejar todo el trabajo a los expertos en el sector, como lo somos en La Seda. Lo importante es tratarlo todo con serenidad, ha llegado el día clave y por fin ha terminado la primera parte de la mudanza. La segunda parte incluirá abrir todo y acomodarse a una nueva casa.

 

Si desea obtener la mejor empresa de mudanzas profesional con garantía de calidad y seguro, comuníquese con nosotros. Mudanzas La Seda es tu empresa de confianza.

Listo para llegar a casa nueva

Al empacar

Si empaca todos los artículos en cada espacio juntos y marca cada caja en detalle, y especifica su contenido exacto, esto simplificará enormemente la tarea de desempacar y ordenar una nueva casa.

 

En este sentido, todos los utensilios de cocina se envasan en cajas numeradas por orden de importancia. Harán que sea más fácil para los transportistas encontrar cajas en el espacio que desempacar más adelante.

 

Por otro lado, recuerda que los artículos frágiles como la cristalería o los cuadros deben embalarse con más cuidado.

 

Consulte con la empresa de mudanzas si brindan este servicio y si tienen una póliza de seguro para protegerlos durante la mudanza.

Mira la casa nueva

 

No se trata solo de empacar adecuadamente los muebles y las pertenencias para su transporte. Es importante inspeccionar la nueva casa.

 

Primero, verifique que todos los equipos de agua, red, electricidad y calefacción estén funcionando correctamente. Como mencionamos anteriormente, si tienes que hacer algunos trámites para el servicio, ahora es el momento de hacerlo, lo que evitará futuras contrariedades.

 

A su vez, este es el mejor momento para pintar la casa. No cabe duda de que si no hay muebles, esta tarea será más cómoda. Aprovecha para comprar algunas plantas para darle un toque de naturaleza a tu vivienda.

 

Si planifica cada detalle con anticipación, preparar su nuevo hogar puede ser un proceso simple y agradable. Todo lo que tienes que hacer es pensar en la decoración y la diversión para comenzar a darle vida a tu nuevo hogar.